asociaciones
administraciones
organismos
escuelas
tiendas
proveedores
oficioyarte
volver
c a n a r i a s
L e g i s l a c i ó n

DECRETO 599/1985, DE 20 DE DICIEMBRE, POR EL QUE SE REGULA LA ACTIVIDAD DEL ARTESANADO EN LA COMUNIDAD AUTONOMA DE CANARIAS.


La Ley Orgánica 10/1982 de 10 de agosto por la que se aprobó el Estatuto de Autonomía de Canarias, atribuye en su artículo 29.9 competencias exclusivas a nuestra Comunidad Autónoma en materia de Artesanía.

En consecuencia, resulta conveniente arbitrar aquellas medidas que garanticen la protección y pervivencia del sector artesano, creando un marco normativo que lo regule, en sus diferentes facetas. tales como el establecimiento de los requisitos necesarios para adquirir la condición de Empresa Artesana, la clasificación de actividades, el repertorio de oficios artesanos, los documentos acreditativos de la condición de artesano, la calidad de los productos artesanos de Canarias y su identificación, y la posibilidad de establecer zonas de interés artesanal.

En este sentido, el articulado del presente Decreto, sienta las bases de un marco de actuación, que permitirá adoptar los mecanismos precisos para fomentar, apoyar y promocionar a las Empresas enmarcadas en el sector artesano, al objeto de mejorar sus condiciones de rentabilidad, gestión y competitividad.

Conviene significar, sin embargo, que en el presente Decreto no se regula el artesanado alimentario, ya que por sus especiales características requiere un tratamiento específico que debe ser objeto de regulación propia.

En su virtud, y a propuesta del Consejero de Industria y Energía y previa deliberación del Consejo de Gobierno, en sesión celebrada el día 20 de diciembre de 1985.



Dispongo:


Artículo 1

Se considera Artesanía, a los efectos de esta disposición, la actividad de producción, transformación o reparación de bienes artísticos y de consumo no alimentarios, y también la prestación de servicios, realizada mediante un proceso en el que la intervención personal constituye un factor predominante Y que da como resultado la obtención de un producto final individualizado que no es susceptible de una producción industrial totalmente mecanizada o en grandes series.


Artículo 2

1. Para la aplicación de las medidas previstas en esta disposición y en las que la desarrollen, se clasifica la actividad artesanal en los tres grupos siguientes:
  1. Artesanía artística o de creación.
  2. Artesanía de producción de bienes de consumo no alimentarios.
  3. Artesanía de servicios.
2. Cada uno de los grupos podrá ser objeto de tratamiento específico y diferenciado, pueden subdividirse en subgrupos, y éstos en actividades y oficios artesanos, que conformarán el repertorio de oficios artesanos.


Artículo 3

Se considera Empresa Artesana a toda unidad económica que con carácter continuo realice una actividad comprendida en el Repertorio de Oficios Artesanos de la Comunidad Autónoma de Canarias y que cumpla con las siguientes condiciones:

a. Que la actividad desarrollada tenga carácter preferentemente manual y origine un producto individualizado o en series cortas.

b. Que como responsable de la producción haya un artesano que dirija y participe en la actividad correspondiente.

c Que el número de trabajadores no familiares empleados con carácter fijo no exceda de diez excepto los aprendices alumnos. No obstante podrán gozar de la consideración de Empresa Artesana las que superen el número de trabajadores establecidos en el apartado anterior si cumplen los otros requisitos previstos, previa solicitud a la Consejería de Industria y Energía, que resolverá en cada caso, atendiendo fundamentalmente a la naturaleza de las actividades que desarrolla la empresa.

1. El reconocimiento oficial de la condición de Empresa Artesana se acredita mediante la posesión del documento de calificación expedido por la Consejería de Industria y Energía.

2. La obtención de esta calificación tiene carácter voluntario.

3. La Consejería de Industria y Energía, habilitará un Registro de Empresas Artesanas.

4. El documento de calificación artesana, pierde validez:
  1. Por renuncia o muerte del titular de la empresa.
  2. Por incumplimiento de los requisitos establecidos en el presente Decreto.
  3. Por disolución de la entidad correspondiente.

Artículo 5

1. La posesión del Documento de Calificación es indispensable para poder acogerse a cualquier ventaja que la Administración pueda prever para las Empresas Artesanas, y en concreto, para poder hacer uso de los distintivos que acrediten la calidad artesanal de sus productos, y su identidad de procedencia geográfica.

2. No obstante, los maestros artesanos o los artesanos que desarrollen su actividad fuera del mareo de las empresas artesanas aunque su trabajo sea ocasional o accesorio, podrán acogerse también a las ventajas que la Administración pueda prever.


Artículo 6

1. La condición de artesano, se acredita mediante la posesión del carnet correspondiente expedido por la Consejería de Industria y Energía.

2. Las condiciones necesarias para la obtención del carnet de artesano serán reguladas por la Consejería de Industria y Energía.


Artículo 7

1. La Consejería de Industria y Energía podrá establecer certificaciones acreditando la calidad de los productos canarios, los cuales podrán exhibir un distintivo para su identificación en el mercado.

2. Las normas reguladoras del establecimiento de las certificaciones de calidad artesanal y de los distintivos identificadores de los productos canarios, serán dictadas por la Consejería de Industria y Energía.


Artículo 8

Aquellas comarcas o zonas que se distingan por su artesanado activo y homogéneo podrán ser declaradas zonas de interés artesanal, lo que permitirá utilizar en sus productos artesanos, un distintivo de procedencia geográfica.

El citado distintivo y su regulación serán determinados reglamentariamente.

La declaración de zona de interés artesanal será efectuada por la Consejería de Industria y Energía.



Disposición Transitoria

Hasta tanto entre en vigor la normativa a que se refiere la Disposición Final Segunda, los beneficios que la Administración establezca para la promoción de la Artesanía serán otorgados por la Consejería de Industria y Energía, sin necesidad de acreditar la posesión del documento de calificación previsto en el artículo Cuarto de este Decreto.



Disposiciones Finales


PRIMERA.- En el plazo máximo de tres meses a partir de la entrada en vigor del presente Decreto, la Consejería de Industria y Energía, elaborará el Repertorio de Oficios Artesanos a que se refiere el Artículo 2 del presente Decreto.

SEGUNDA.- En el plazo máximo de tres meses a partir de la publicación del Repertorio de Oficios Artesanos, la Consejería de Industria y Energía creará el Registro Artesano y dictará la normativa reguladora para la obtención del Carnet de Artesano.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 20 de. diciembre de 1985.

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO
Jerónimo Saavedra Acevedo

EL CONSEJERO DE INDUSTRIA Y ENERGIA
Juan Alberto Martín Martín



DECRETO 150/1994, DE 21 DE JULIO, DE TRANSFERENCIAS DE FUNCIONES DE LA ADMINISTRACION PUBLICA DE LA COMUNIDAD AUTONOMA DE CANARIAS A LOS CABILDOS INSULARES EN MATERIA DE ARTESANIA Y FERIAS Y MERCADOS INSULARES.


La Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias, hace preciso revisar y complementar el proceso de transferencias de competencias a los Cabildos Insulares, iniciado en el año 1988 y que hoy, tras la comunicación del Gobierno al Parlamento sobre el nuevo marco competencial de las Administraciones Públicas de Canarias y la resolución de éste de fechas 28 y 29 de octubre de 1992, constituye uno de los principales cometidos del actual mandato parlamentario.

La Disposición Adicional Primera de la citada Ley Territorial 14/1990, de 26 de julio, transfiere a los Cabildos Insulares las competencias administrativas en un conjunto de materias, en el ámbito de su respectiva isla, para cuyo efectivo ejercicio la Disposición Transitoria Tercera, apartado segundo, establece que el Gobierno de Canarias, previo acuerdo de la Comisión de Transferencias, aprobará el correspondiente Decreto en el que se describirán las funciones traspasadas, compartidas y reservadas.

Asimismo el apartado tercero de la mencionada Disposición Transitoria fija como plazo máximo el de un año desde la publicación del respectivo Decreto de Transferencias, para que el Gobierno de Canarias apruebe los Anexos de Traspasos de medios personales y materiales y recursos.

En su virtud, visto el acuerdo adoptado por la Comisión de Transferencias de fecha 19 de julio de 1994, a propuesta del Vicepresidente del Gobierno de Canarias, tras la deliberación del Gobierno en su sesión del día 21 de julio de 1994,



Dispongo


Artículo 1


Es objeto del presente Decreto la descripción de las competencias y funciones que, en materia de artesanía y ferias y mercados insulares, han sido transferidas a los Cabildos Insulares en virtud del artículo 47 de la Ley Territorial 8/1986, de 18 de noviembre, y de la Disposición Adicional Primera, apartados p) e i), de la Ley Territorial 14/1990, de 26 de julio, así como aquellas que han quedado reservadas a la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias.


Artículo 2

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo anterior, son competencias y funciones transferidas a los Cabildos Insulares, las siguientes:

a. En materia de fomento de la artesanía:

  1. Promover, subvencionar, coordinar u organizar ferias de artesanía insulares, comarcales y locales o de asociaciones que no excedan del territorio insular, dando cuenta a la Dirección General de Industria a efectos de la elaboración del Calendario Regional de Ferias de Artesanía.
  2. Gestionar el Carnet de Artesano en el ámbito insular, dando cuenta de sus actos al Gobierno de Canarias a efectos de información.
  3. Tramitar la calificación de empresas artesanas.
  4. Llevar el Registro de Artesanos en el ámbito insular, dando cuenta de sus actos al Gobierno de Canarias a los efectos del Registro Regional.
  5. Establecer el Censo Artesano en el ámbito insular, trasladando los datos obtenidos al Gobierno de Canarias para la llevanza del Censo Regional.
  6. Gestionar y conservar los talleres de artesanía sitos en el ámbito insular.
  7. Realizar cursos de artesanía en el ámbito insular.
  8. Realizar cursos de apoyo al artesano de interés insular.
  9. Edición de publicaciones sobre artesanía de ámbito insular, local o comarcal.
  10. Declaración de Comarcas de Interés Artesanal de ámbito inferior a la isla.
  11. Otorgar subvenciones en materia de fomento de artesanía.
b. En materia de ferias y mercados insulares:

Las funciones propias de la Comunidad Autónoma sobre ferias insulares reguladas en el Decreto de 26 de mayo de 1943, sobre Celebración de Ferias de Muestras y Exposiciones y Normas complementarias.


Artículo 3

Son competencias y funciones cuya titularidad corresponde a la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, las siguientes:

a. En materia de fomento de la artesanía:
  1. La gestión de las Ferias regionales, pudiendo solicitar la concurrencia de uno, varios o todos los Cabildos Insulares.
  2. La participación de Canarias en Ferias nacionales o internacionales.
  3. Reglamentar los requisitos y el procedimiento de expedición del Carnet de Artesano, oídos los Cabildos Insulares.
  4. Llevar el Registro Regional de Artesanos a partir de la información suministrada por los Registros Insulares.
  5. Gestionar el Censo Regional Artesano a partir de la información suministrada por los Cabildos Insulares.
  6. Coordinar los talleres de artesanía a nivel regional.
  7. Organizar cursos de apoyo al artesano de interés regional.
  8. Clasificación y Registro de Empresas Artesanas en el ámbito del Archipiélago.
  9. Clasificar actividades artesanas, confeccionando el Repertorio de Oficios Artesanos, introduciendo, en su caso nuevas técnicas u oficios, oídos los Cabildos Insulares.
  10. Declarar Zonas de Interés Artesanal de ámbito igual o superior a la isla.
  11. Dirigir las Jornadas, Seminarios, Congresos y otros eventos regionales, nacionales o internacionales que se celebren en el Archipiélago Canario.
b. En materia de ferias y mercados insulares:

La Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias ejercerá directamente las funciones que hoy tiene atribuidas en materia de ferias regionales, así como de ferias nacionales e internacionales que se celebren en el Archipiélago Canario.


Artículo 4

Las funciones y servicios transferidos se dotarán con los recursos y los medios personales y materiales precisos para el sostenimiento de los correspondientes servicios bajo el principio de suficiencia financiera, garantizando en todo caso, como mínimo, el nivel de eficacia existente en el momento de la efectividad de la transferencia.


Artículo 5

El Gobierno de Canarias, para garantizar la legalidad y la eficacia administrativa en la prestación por los Cabildos Insulares de los servicios transferidos, ejercerá las siguientes técnicas de control:

a. La impugnación de los actos y acuerdos de los Cabildos Insulares, dictados o adoptados en el ejercicio de las competencias transferidas, que infrinjan el Ordenamiento jurídico o invadan las competencias propias de la Administración de la Comunidad Autónoma, en la forma prevista en el artículo 23 de la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias

b. La alta inspección de los Cabildos Insulares en el ejercicio de las competencias transferidas, pudiendo solicitar de aquéllos la información que estime oportuna y proponer, en su caso, al Parlamento de Canarias la adopción de las medidas que se estimen necesarias.


Artículo 6

En relación con los servicios transferidos los Cabildos Insulares quedan obligados a lo siguiente:
  1. Remitir al Parlamento de Canarias, a través del órgano competente de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma, antes del día 30 de junio de cada año, una Memoria justificativa del costo de funcionamiento y del rendimiento y eficacia de los servicios transferidos, así como la liquidación de sus Presupuestos.
  2. Mantener, respecto a los servicios correspondientes a las competencias y funciones transferidas, el nivel de eficacia que tenían antes de la transferencia.


Disposición Adicional

El Gobierno de Canarias en el plazo máximo de un año desde la entrada en vigor del presente Decreto y previa audiencia de cada Cabildo Insular, aprobará los Anexos de Traspasos a los mismos de medios personales y materiales afectos a las nuevas competencias y funciones transferidas al amparo de la Disposición Adicional Primera de la Ley Territorial 14/1990, de 26 de julio, y que no hubieren sido objeto de traspaso efectivo a cada uno de los Cabildos en virtud de los Decretos Territoriales 84, 90, 104, 111, 118 y 125, de 1 de junio de 1989 y Decreto 328/1991, de 20 de diciembre, en materia de ferias y mercados insulares, así como los Decretos Territoriales 85, 91, 105, 112, 119 y 126, de 1 de junio de 1989 y Decreto 324/1991, de 20 de diciembre, en materia de artesanía, así como por los respectivos Decretos de actualización de la valoración definitiva de los costes de los servicios traspasados, que han venido modificando aquéllos.

La determinación del contenido de estos anexos se realizará de acuerdo con lo establecido en la Disposición Transitoria Cuarta de la precitada Ley 14/1990, de 26 de julio, y mediante la aplicación de la metodología aprobada por el Gobierno de Canarias, en sesión celebrada el día 21 de julio de 1994, por Decreto 149/1994.



Disposición Transitoria

1. La asunción del ejercicio efectivo, por cada uno de los Cabildos Insulares, de aquellas funciones que en el presente Decreto se califican como propias de los mismos o compartidas y que no hubieran sido ya objeto de transferencia de conformidad con lo dispuesto en los Decretos Territoriales 57/1988 y 58/1988, de 12 de abril, tendrá lugar una vez suscrita, por el respectivo Cabildo Insular y la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, la correspondiente Acta de recepción y entrega de los servicios, expedientes, bienes, personal y recursos afectos a las nuevas funciones transferidas, al amparo de lo establecido en la Disposición Transitoria Tercera, apartado cuarto, "in fine", de la Ley Territorial 14/1990, de 26 de julio.

2. En tanto no se produzca la suscripción del Acta de recepción y entrega mencionada en el apartado anterior, el ejercicio efectivo de las competencias en materia de ferias y mercados insulares y de artesanía, seguirá asumiéndose por cada uno de los Cabildos Insulares y por la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, respectivamente, en los términos previstos en los Decretos Territoriales 57/1988 y 58/1988, de 12 de abril. A partir de dicha fecha, el reparto competencial entre ambas Administraciones en la materia se regirá íntegramente por lo establecido en los artículos 2 y 3 del presente Decreto, quedando sin efecto los citados Decretos Territoriales 57/1988 y 58/1988, de 12 de abril.



Disposición Final

El presente Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias, dándose cuenta del mismo al Parlamento de Canarias.

Dado en Las Palmas de Gran Canaria, a 21 de julio de 1994.

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO
Manuel Hermoso Rojas

EL VICEPRESIDENTE DEL GOBIERNO
José Mendoza Cabrera



ORDEN DE 21 DE MAYO DE 1999, POR LA QUE SE ESTABLECE EL PROCEDIMIENTO DE OBTENCION DEL CARNE DE ARTESANO.


El Decreto 599/1985, de 20 de diciembre, de la Presidencia del Gobierno, por el que se regula la actividad del artesanado en la Comunidad Autónoma de Canarias, señala en su artículo sexto, párrafo segundo, que "las condiciones necesarias para la obtención del carné de artesano serán reguladas por la Consejería de Industria y Energía".

Por Orden de 10 de abril de 1986 se creó el carné de artesano y se reguló su concesión. Posteriormente, se publicaron los Decretos 58/1988, de 12 de abril y 150/1994, de 21 de julio, por los que se transfieren determinadas funciones y servicios de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias a los Cabildos Insulares en materia de artesanía, entre ellos, la gestión del carné de artesano en el ámbito insular.

El Decreto 150/1994, de 21 de julio, estableció en su artículo 3, apartado a), que la competencia para reglamentar los requisitos, así como el procedimiento de expedición del carné de artesano corresponde a la Comunidad Autónoma de Canarias, oídos los Cabildos Insulares.

La conveniencia de adaptación del entorno administrativo de los artesanos a sus características y necesidades, teniendo en cuenta la progresiva profesionalización del sector, así como la experiencia de la gestión realizada desde la publicación de la Orden de 10 de abril de 1986, hace necesaria la modificación del procedimiento de obtención del carné de artesano.

En su virtud, y a propuesta del Director General de Ordenación y Fomento Industrial,



Dispongo


Artículo 1

1. El carné de artesano, cuya solicitud es voluntaria, será expedido por el Cabildo Insular competente en razón de la localidad donde se ejerza la actividad artesana, previa solicitud del interesado, en quien concurran las siguientes condiciones:
  1. Haber ejercido como mínimo durante un año alguno de los oficios del Repertorio de Oficios Artesanos de Canarias.
  2. Tener intervención personal y directa y conocer todas las fases de ejecución de los trabajos.
  3. Disponer de un taller de trabajo con las condiciones necesarias para desarrollar el oficio, con producción destinada a la venta, que podrá ser visitado por personal técnico del Cabildo Insular correspondiente para la verificación de dichas condiciones.
  4. Contar con la capacitación profesional adecuada.
  5. Residir en la isla en la que se solicita el carné de artesano.
2. La solicitud se presentará mediante instancia dirigida al Cabildo Insular correspondiente, acompañada de la siguiente documentación:
  • D.N.I. o N.I.F. del solicitante.
  • Dos fotografías tamaño carné.
  • Certificado de residencia del ayuntamiento que corresponda.
  • Declaración jurada del solicitante, a efectos de acreditar los apartados a. y c. del párrafo anterior de este artículo.
  • Documentación acreditativa de todas las actividades y titulaciones académicas o profesionales reseñadas en la solicitud.

Artículo 2

La solicitud se presentará en el Registro General del Cabildo Insular que corresponda, o en cualquiera de las formas previstas en el artículo 38, apartado 4, de la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.


Artículo 3

1. Presentada la solicitud, acompañada de la documentación preceptiva, se procederá a la evaluación de la capacitación artesanal, efectuándose las pruebas prácticas que permitan determinar el grado de conocimiento del oficio, por un Tribunal, cuya composición será la siguiente:
– Presidente: el titular de la Consejería competente en materia de artesanía del Cabildo Insular correspondiente, o persona en quien delegue.
– Vocales:
a. Un técnico del Cabildo Insular, que preste sus servicios en el área de artesanía y actuará como secretario, con voz y voto.
b. Un artesano, con carné de artesano en vigor, preferiblemente de una modalidad afín a la que se solicita.
2. En todo caso, el Presidente del Tribunal podrá solicitar la incorporación al mismo de aquellas personas que considere conveniente en razón de sus conocimientos y experiencia en artesanía.

3. El Tribunal podrá constituirse para la prueba práctica en el taller respectivo, cuando la modalidad para la que se solicita el carné de artesano lo requiera.

Se abrirá el plazo de solicitud del carné de artesano como mínimo dos veces al año para estudiar y resolver las peticiones recibidas.


Artículo 4

1. El carné de artesano será único y podrá expedirse para aquellas modalidades que se acrediten conforme a lo exigido en la presente Orden y se le asignará un número fijo e invariable para todas las renovaciones posteriores.

2. La denegación de la concesión del carné será siempre motivada y podrá ser objeto de los recursos que legalmente procedan.


Artículo 5

1. El carné de artesano tendrá una validez de cuatro años, y la posesión del mismo da derecho a:
  • Utilizar el calificativo de artesano ante la Administración Pública.
  • Tener acceso, en su caso, a las marcas de calidad o garantía artesanal y a los distintivos de identificación de procedencia que se establezcan por la Consejería competente del Gobierno de Canarias y/o los Cabildos Insulares.
  • Poder acogerse a los beneficios, ayudas y subvenciones que la Administración Pública pueda prever para el artesanado.
  • Impartir cursos u otras actividades de formación, siempre que se reúnan las condiciones necesarias para enseñar un oficio.
2. La concesión del carné de artesano comporta la obligación de ejercer el oficio cumpliendo los requisitos que definen el trabajo artesano, dentro del marco legal vigente.


Artículo 6

1. El carné de artesano pierde su validez:
  1. Por fallecimiento del titular.
  2. Por renuncia o abandono de la actividad.
  3. Por caducidad.
    La declaración de caducidad se producirá de oficio al cumplirse el plazo de validez del carné de artesano sin que su titular haya solicitado formalmente la renovación. El Cabildo Insular correspondiente dictará una resolución de declaración de caducidad que será notificada al interesado, contra la cual se podrán interponer los recursos que legalmente procedan.

Artículo 7

1. Para la renovación del carné de artesano será necesaria la permanencia en el ejercicio de la actividad artesana para la que fue expedido. A tal efecto se presentará una solicitud ante el Cabildo Insular competente, acompañada de la documentación siguiente:
  • Original del carné que se pretende renovar.
  • Una fotografía tamaño carné.
  • Declaración jurada acreditativa del desarrollo del oficio, de disposición de taller y de producción destinada a la venta.
  • Documentos acreditativos de la comercialización de sus productos.
2. En los supuestos de titulares del carné en más de una modalidad, sólo procederá la renovación en aquellas que se acrediten según lo establecido en la presente Orden.

3. El Cabildo Insular podrá comprobar o verificar el cumplimiento de los requisitos y condiciones manifestadas por el solicitante de la renovación.


Artículo 8

Los solicitantes del carné de artesano quedan obligados a someterse a las actuaciones de comprobación y a facilitar la información que les sea solicitada por la Administración de la Comunidad Autónoma o los Cabildos Insulares en cumplimiento de lo dispuesto en la presente Orden.



Disposición Transitoria

A la entrada en vigor de la presente Orden, los poseedores del carné de artesano expedido de acuerdo con lo dispuesto en la Orden de 10 de abril de 1986, conservarán su validez durante el período de vigencia del mismo, transcurrido el cual procederán a su renovación conforme a lo establecido en la presente Orden.



Disposición Derogatoria

Queda derogada la Orden de 10 de abril de 1986, por la que se crea el carnet de artesano y se regula su concesión.



Disposiciones Finales

PRIMERA: Se faculta a la Dirección General de Ordenación y Fomento Industrial a dictar las instrucciones que resulten precisas para la mejor interpretación, desarrollo y ejecución de la presente norma.

SEGUNDA: La presente Orden entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias.


Las Palmas de Gran Canaria, a 21 de mayo de 1999.

EL CONSEJERO DE INDUSTRIA Y COMERCIO
Alfredo Vigara Murillo


Oficio y arte, OAE (Organización de los Artesanos de España)
Camino de la Iglesia 38 · 15009 A CORUÑA - España
T (+34) 981 288 104 · F (+34) 981 282 796 ·
correo@oficioyarte.org